REIKI... UN ARTE DE SANACION JAPONES


REIKI... un ARTE de SANACION JAPONES

Doy sesiones y sintonizaciones de Reiki individuales.

Graciela Inés López

Reiki Master


Email:
tonicoparaelalma@live.com.ar
kyodakewa@live.com.ar

Tónico para El Alma's Fan Box

25.4.09

¿Para qué sirve la risa?





La risa tiene poderes meditativos y poderes medicinales. La risa cambia tu química, cambia tus ondas cerebrales, cambia tu inteligencia; te vuelves más inteligente.


Las partes de tu mente que habían estado durmiendo, de repente se despiertan.


La risa llega hasta lo más profundo de tu cerebro, de tu corazón.


Un hombre de risa no puede sufrir un ataque al corazón.


No es posible que un hombre de risa se suicide.


Un hombre de risa llega automáticamente a conocer el mundo del silencio, porque cuando la risa cesa, súbitamente hay silencio.


Y cada vez que la risa se hace más profunda es seguida de un silencio más profundo.


Ciertamente te aclara -de las tradiciones, de la basura del pasado-. Te da una nueva visión de la vida. Te vuelve más vivo y radiante, más creativo.


Ahora, hasta la ciencia médica dice que la risa es una de las medicinas más penetrantes con que la naturaleza ha provisto al hombre.


Si puedes reír cuando estás enfermo recuperarás antes la salud. Aún cuando estés sano, si no puedes reír, antes o después perderás tu salud y te pondrás enfermo.


La risa saca una porción de tus energías desde tu fuente interior hasta la superficie. La energía comienza a fluir, sigue a la risa como una sombra. ¿Lo has observado?: cuando te ríes de verdad, durante esos pocos momentos estás en un profundo estado meditativo.


El pensamiento se detiene. Es imposible reír y pensar a la vez. Son cosas diametralmente opuestas: o puedes reír o puedes pensar.


Si te ríes de verdad, el pensamiento se detiene. Si todavía estás pensando, es que la risa es sólo así-asá, es sólo así-asá, viene como rezagada.


Será una risa coja.Cuando te ríes de verdad, de repente la mente desaparece. Y toda la metodología zen consiste en alcanzar la no-mente; la risa es una de las puertas más hermosas para lograrlo.


Osho

Morir de risa es bueno para la salud




Nadie puede negarlo. Después de ver una película de los Hermanos Marx, después de una reunión con amigos y chistes, después de reír a carcajadas y sin complejos uno se siente mucho mejor: más optimista, más feliz, más relajado, más vital, más sano… ¡Reír es sano, está comprobado!
Numerosas investigaciones avalan que reírse a carcajadas es bueno para la salud. El psiquiatra estadounidense William Fry, que ha dedicado más de 30 años al estudio de las propiedades terapéuticas del humor, está convencido de que la risa tiene múltiples beneficios. Según sus investigaciones, cinco minutos de risa equivalen a 45 minutos de ejercicio ligero. Además, reír libera endorfinas (conocidas como las hormonas de la felicidad) lo que provoca sensación de euforia y felicidad; ayuda a la circulación de la sangre, elimina toxinas, potencia el sistema inmunológico… en fin, que no hay nada mejor para la salud que troncharse de risa unas cuantas veces al día. ¡No hay terapia más económica, sencilla y divertida que reírse sin parar!
A continuación te enumeramos algunos de los múltiples beneficios que reír tiene para la salud, ¡para morirse de risa!


La mayoría de los expertos dedicados al estudio del impacto que la risa produce en nuestro organismo coinciden en señalar los siguientes beneficios de la risa para el cuerpo humano:
Ayuda a la relajación, ya que al reír se segregan sustancias como la serotonina, que tiene poderes calmantes. Se dice que un minuto de risa diario equivale a 45 minutos de relajación.


Permite la liberación de inhibiciones.


Fortalece el corazón.


Desarrolla una actitud positiva ante la vida.


Facilita la digestión al hacer vibrar el hígado mediante un masaje imposible de proporcionar de otra manera.


Masajea el vientre y las vías digestivas.


Evita el estreñimiento.


Acelera el metabolismo basal y tonifica los músculos del rostro.


Las carcajadas generan una sana fatiga que elimina el insomnio.


Mejora la respiración, ya que crea un movimiento diafragmático que hace que los pulmones muevan 12 litros de aire, en vez de los seis habituales.


Cura problemas como la depresión, la angustia y la falta de autoestima.


Ayuda a quemar calorías .


Facilita la digestión al hacer vibrar el hígado, se evita el estreñimiento, mejora la eliminación de la bilis y se estimula el bazo.


Baja la hipertensión aumentando el riego sanguíneo, ya que se relajan los músculos lisos de las arterias con lo que se reduce la presión arterial y se tonifican los músculos que hay en el rostro, porque una carcajada continuada activa casi la totalidad de ellos.


Potencia la creatividad y la imaginación, ya que cuando uno se ríe segrega más adrenalina.


“La risa se utiliza en muchos lugares del mundo como medicina para algunos males del cuerpo y del alma. En Europa Central y América muchos hospitales tienen en sus plantillas grupos de payasos. En la India existen incluso templos sagrados donde se practica la risa, ya que es considerada una técnica de meditación en sí misma”.



Organizaciones como Médicos sin Fronteras y Payasos sin Fronteras han hecho de la risa una forma de trabajar con personas que han perdido la sonrisa.



Risoterapia: reír para curarse



Sin embargo, en Occidente la Risoterapia no tuvo fuerza hasta la década de los 70, cuando saltó a los medios el famosos caso de Norman Cousins, un importante periodista y ejecutivo neoyorquino.
Cuando tenía medio siglo de vida a Cousins le fue diagnosticado espondolitis anquilosante, una enfermedad sumamente dolorosa para la que no se conocía cura y que lo dejó lisiado.

Consciente de su dolor y la gravedad de su enfermedad, Cousins se sumió en un estado de depresión. Cuanto más deprimido estaba más intensos eran sus dolores. Ante esta situación los médicos le recomendaron que probara a reírse para sentirse mejor. Con nada que perder, Cousins solicitó algunas películas de “El Gordo y el Flaco” y los Hermanos Marx. Al ver las cintas y troncharse de risa comenzó a darse cuenta de que sus dolores se atenuaban. Según sus palabras, descubrió que 10 minutos riéndose a carcajadas lograban eliminar el dolor durante dos horas. Cuanto más reía mejor se sentía. Combinando su particular terapia de risa con el uso de Vitamina C, logró recuperarse por completo de su enfermedad y escribió el libro”Anatomía de la risa”


Reír por reír



Según la Organización Mundial de la Risa, la terapia de la risa
“produce unos beneficios inigualables tanto para el organismo como para la mente. Sus resultados han sido comprobados científicamente por recientes estudios que han demostrado que el reírse es curativo. Es una terapia complementaria con otras técnicas de medicina convencional”.


Las declaraciones de Mari Cruz García Rodera, fundadora de la primera Escuela de Terapia de la Risa en España, al periódico español La Vanguardia, confirman esta teoría: “la risa es el mejor antídoto para cualquier enfermedad”.

En muchos países han ido surgiendo organizaciones y centros especializados que ofrecen clases de Risoterapia. En ellas se enseña, fundamentalmente, a reír de la mejor manera posible y sin que exista algo de lo que reírse. Reír por reír, para vivir sanos y felices.



Punto Vital Marzo 2007 ©




Mi lista de blogs