REIKI... UN ARTE DE SANACION JAPONES


REIKI... un ARTE de SANACION JAPONES

Doy sesiones y sintonizaciones de Reiki individuales.

Graciela Inés López

Reiki Master


Email:
tonicoparaelalma@live.com.ar
kyodakewa@live.com.ar

Tónico para El Alma's Fan Box

14.1.10

Limpieza energética de casas u oficinas




Las fechas más propicias para realizar una limpieza energética de nuestra casa u oficina son los días de Luna Llena o Luna Nueva, Martes, Jueves y Sábados, nunca un Domingo, ya que es un día sagrado.

Para hacer la limpieza nos tenemos que sentir bien, tanto física como anímicamente y disponer de por lo menos dos horas ininterrumpidas de tiempo.

Desconectar el teléfono y todos los artefactos que nos puedan perturbar. Tenemos que tratar que nadie nos interrumpa, como de recibir visitas inesperadas.

Observar todas los objetos que no utilizamos y regalarlos o tirarlos, no quedarnos con cosas “por las dudas las necesitemos”. Objetos viejos, rotos, que nos traigan malos recuerdos, esos regalos que nunca nos gustaron e igual los guardamos.

No realicemos esta limpieza si tenemos heridas cortantes o durante el período menstrual.

Antes de hacer la limpieza energética de nuestra cosa u oficina, es importante hacer una buena limpieza a fondo del lugar, limpiar cada rincón. Limpiar los pisos con esencia de pino, lavanda o vinagre; si están alfombrados arrojar sal marina en los mismos y dejarla hasta que finalicemos, luego limpiarlo con la aspiradora.
Abrir bien las ventanas para permitir la salida de las energías antiguas que se dispersaron en el aire con la limpieza.
Cuando finalizamos la limpieza física del lugar, nos sumergimos en un buen baño, con sales, aceites o lo que prefiera; es importante visualizar como nuestro cuerpo se va limpiando, purificando.
A continuación nos vestimos con ropa limpia, preferentemente de algodón y de colores claros. Nos descalzamos para sentir la conexión con la Tierra.
Con humo de incienso rodeamos nuestro cuerpo para limpiar nuestro campo áurico y purificarnos.
Compramos carbón en una santería y mezclamos para agregar: incienso, mirra y benjuí; es lo más efectivo y purificante, pero si no nos agrada esto, podemos colocar un hornito con esencias de lavanda, romero, ruda o salvia para que el ambiente se impregne y se vaya purificando, y si no tenemos hornito, hervimos agua con hierbas aromáticas.
Si se desea, se puede rezar una plegaria o pedir la asistencia de ángeles, guías y maestros según la preferencia de quien está realizando la limpieza.
Realizamos respiraciones profundas y nos conectamos con la limpieza.
Comenzamos desde la puerta de entrada, en el sentido de las agujas del reloj, sahumeando y recorriendo todos los ambientes. Si no tenemos carbón, encendemos un sahumerio. Recorremos cada rincón, abrimos los cajones, los placares, las alacenas.
Tener en cuenta que las vibraciones negativas se acumulan en los rincones y lugares oscuros, sótanos, bauleras, debajo de las camas, detrás de los muebles.
Golpeamos con las manos lo más fuerte que podamos en cada rincón, en cada ángulo para sacar con sus vibraciones todas las energías acumuladas en esos lugares. Al continuar golpeando las manos vamos a comprobar que el eco cada vez se hace más suave, señal que las viejas energías se están moviendo.
Si poseemos un instrumento de percusión como un cuenco, una campana tibetana, un tambor, palo de lluvia, etc., sería muy útil en estos momentos para hacerlo sonar en cada rincón.
Cubrir todos los ambientes y rincones con sonidos, caminando en el sentido horario. A medida que las vibraciones más pesadas se vayan despegando de la casa, el sonido que oiremos será más claro, más diáfano, y cada vez con menos eco.
Si hay determinados sectores que sentimos que aún siguen cargados, insistimos con los sonidos e invitamos a las energías negativas que con tranquilidad y amor abandonen el lugar, y le indicamos por donde retirarse (la puerta de entrada debe permanecer abierta). Invitamos con humildad y respeto a las energías luminosas para que habiten el lugar.
Si es necesario damos una vuelta más por el lugar con el instrumento.
La limpieza a través del sonido es muy profunda y efectiva y por consiguiente podrá despertarnos emociones, si ello ocurre no interrumpir la limpieza porque simultáneamente también nos servirá para que nos libremos de nuestras emociones viejas.
Finalmente detrás de la puerta de entrada encenderemos tres velitas blancas que pondremos en forma de triángulo, donde la punta señalará la puerta de entrada y las dejaremos que se apaguen solas creando así un triángulo de Luz Dorada en todo el hogar o el negocio e impidiendo así que se pueda depositar más negatividad en ese lugar, permitiendo que la Felicidad, la Prosperidad y el Amor entren por la puerta grande.
También podemos encender sahumerios con fragancias suaves y armoniosas como sándalo o vainilla. Como ofrenda colocamos un hermoso ramo de flores frescas.
Una vez completada la limpieza es conveniente que nos quitemos la ropa, la pongamos a lavar y volvamos a darnos un baño, de esta manera evitamos que nos quede pegada por si acaso alguna energía negativa que no se terminó de ir.

Nota: si la persona que realiza la limpieza es practicante de Reiki, sellará cada rincón con el Símbolo Maestro.

4 comentarios:

  1. es necesario que esta limpieza la realice un reikista? necesito hacer una con urgencia en casa y en mi trabajo. si la hago yo. dara resultado??

    ResponderEliminar
  2. Hola, buenas tardes!
    No es necesario que seas Reikista, la podés hacer vos tranquilamente. Recordá que en tu casa antes de hacerla, debés hacer una limpieza profunda, sobre todo en los rincones, que es donde más se acumula la energía negativa.
    Cualquier duda que tengas enviame un mail.

    ResponderEliminar
  3. hola.. mientras hago la limpieza puedo rezar el padre nuestro o hacer confesiones positivas como" que todo mal que este en esta casa huya y se disuelva y entre la luz el amor en entes hogar" por ejemplo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angeliany podés decir las oraciones que vos quieras.

      Eliminar